Volviendo al ruedo del “work in progress”

Estimados visitantes, sean linuxeros o no:

¡son todos muy bienvenidos!

Aclaro que este es un post de bienvenida, de menciones y reflexiones, y está muy alejado de la información técnica que probablemente busquen en un blog como éste. Sepan disculpar la calidad de mi redacción pero hace tiempo que no me dedico a “bloguear”.

Les agradezco mucho por estar acá, en el “nuevo LNX“, y aprovecho para comentarles sobre un pequeño sueño que tengo. Este sueño es muy simple: Espero que después de escribir estas palabras se dé por iniciada una nueva etapa de feliz aprendizaje, que en las playas del Universo aparezca un granito de arena más, y sea un período en el cual lleguemos a ser muchos quienes podamos intercambiar conocimientos, y que seamos muchos también los que hagamos de este intercambio una experiencia entretenida y apetecible para mentes inquietas, que como es bien sabido, no se conforman con poco.

Ya pasaron casi dos años desde el último post en este blog. Por diversas circunstancias he tenido que postergar a LNX entre mis diferentes ocupaciones pero durante ese tiempo la idea de continuar quedó picando en mi cabeza, y mis compañeros, que me dieron su apoyo en el momento inicial, siguen estando por acá cerquita, firmes para seguir colaborando con el blog, y hacer que poco a poco tome impulso y se constituya como ese espacio de lindo aprendizaje que nos gustaría tener.

La excusa es GNU/Linux. La realidad es que desconozco hacia qué rumbos vamos a ir a parar (“temáticamente” hablando). En este Universo no hay nada que no tenga relación con todo lo demás que existe, y quizás Linux sea un ingrediente en la semilla de algo que puede llevarnos a conversar sobre ciencias, programación, inventos, curiosidades, matemática, fractales, otras tecnologías, epistemología, cultura general o quién sabe qué otros temas. De hecho, GNU/Linux está presente y altamente relacionado con muchos de esos tópicos. La pregunta es: ¿por qué no hablar de GNU/Linux y también de otras cosas? No poner techo a la creatividad será una de mis premisas. Con respeto, eso sí. Mientras que este humilde proyecto sirva para que el acervo cultural de cada uno de nosotros aumente, para que podamos aprender y generar entre todos un lindo -grande o pequeño, pero lind- aporte a la cultura, haré lo posible para que el espacio siga estando abierto (¡palabrita mágica!). Por eso espero no confundir a nadie si con el tiempo ven cambios, si observan que aparecen o desaparecen secciones, o que inclusive cambie la estética. Este blog nace como un proyecto personal, no laboral, es el resultado de una de mis tantas inquietudes, es una necesidad que tengo de compartir -y no lo digo ególatramente, sino reconociendo una necesidad- y por lo tanto es un “work in progress” permanente. Los aportes de ideas son sumamente bienvenidos.

Al mantener este blog vivo en la web no quisiera que éste convierta en un ámbito para alimentar egos ni fanaticismos. Más bien todo lo contrario, que tengamos aquí un espacio más -entre tantos que ya existen- de intercambio, ¡palabra mágica! De intercambio, pero de ese que ocurre únicamente cuando al dar y recibir no nos fijamos en los vueltos, ni en competir por quien sabe más o quien sabe menos. Pongámoslo así: el primero en  “saber menos” probablemente sea yo, y estoy acá para aprender. Si de “carambola” enseño algo, ¡bienvenido sea! Pero no desearía calificar a nadie, ni calificarme como experto, ni mucho menos como gurú. Me gusta más “entusiasta”, “apasionado”, “curioso”, “buscador”, o simplemente “Gus”. Calificar o cuantificar los conocimientos de una persona en un ámbito informal como es éste -donde no estamos postulándonos para una posición académica ni buscamos entrar en rankings- me parece inútil, dado que al mundo, desde mi punto de vista, le hace falta más humanos, y menos genios sabelotodo autoproclamados, o proclamados como gurúes por los demás.

… Aclaro que también me parece inútil auto-proclamarse gurú o experto en cualquier ámbito, pero mucho más inútil, en uno como éste, donde apenas si somos unos poquitos.

Me queda agradecerles por prestar su tiempo a esta lectura. Espero que, con el tiempo y el equipo que se forme tras la idea, podamos retribuir su atención con buena información, y que entre todos aprendamos y nos ayudemos a ir en cada momento un poco más alla, corriendo los límites, para aventurarnos en una linda aventura del pensamiento.

Antes de cerrar este post quiero expresar mi gratitud a personas que son fuente de inspiración en mi vida. Algunas ya pasaron por ella  y otras están actualmente. Otras acaban de llegar a mi vida, y espero que se queden por largo rato, pero todas tienen el mérito de aportar algo para que yo sea la persona que soy, enseñándome, dándome herramientas y llenándome de entusiasmo para poder así poner mis capacidades y potencialidades en movimiento, y hacer de todo, menos quedarme cruzado de brazos. A estas lindas personas le dedico la reapertura de LNX, y en particular a una, a quien quiero muchísimo, le dedico el cambio, la renovación y la creatividad que me inspira.

Me despido con una frase que se me ocurrió anoche… un “pun”, o jueguito de palabras:

“Mindful of thoughts. Mind full of thoughts”.

Ya nos leeremos con temas Linuxeros! Hasta pronto!

Este blog, LNX (Linux News eXchange) está licenciado bajo Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Argentina License.

PD: los invito a leer el “Acerca de….